domingo, 23 de enero de 2011

IDEAS QUE VALE LA PENA DIFUNDIR



Imagen del blog de Brené Brown




Hace tiempo que descubrí la web “TED”, dedicada a “ideas que vale la pena difundir”. Tiene muchos contenidos interesantes; y para quienes no sabemos inglés, tiene una importante colección de documentos traducidos gracias a la colaboración de miles de  traductores voluntarios de todo el mundo, siendo un ejemplo magnífico de web colaborativa (2.0) y de cómo Internet  puede servir a la cooperación y a la solidaridad internacional, además de ser una inmensa y democrática herramienta de acceso al conocimiento.
Entre los muchos documentos traducidos al castellano, existe un importante número de vídeos dedicados a conferencias de importantes personalidades del mundo científico, artístico y social. El caso es que probando cómo funcionan los vídeos y las traducciones de las conferencias, descubrí por casualidad una conferencia interesante y divertida de Brené Brown –de Houston, Texas,  investigadora en trabajo social, educadora y activista-, que recomiendo ver y que está dedicado al tema "El poder de la vulnerabilidad".

Brené Brown ha pasado los últimos diez años dedicada al estudio de la empatía y a los sentimientos  de vulnerabilidad, valentía,  autenticidad y vergüenza. Ella plantea algunas cuestiones que son fundamentales en nuestra vida personal: ¿cómo podemos aprender a aceptar nuestras vulnerabilidades e imperfecciones?, ¿cómo podemos desarrollar nuestra existencia desde la autenticidad y la dignidad? , ¿cómo podemos cultivar  el arte de conectar  con los demás? …

Que lo disfrutéis.



3 comentarios:

Ane dijo...

Muy bueno, nanín, me lo quedo. Parece que todos andamos en lo mismo así que es muy fácil que lo cuelgue en el musgo en cualquier momento.

Hasta que nos veamos, bss para ti y los tuyos (que también son míos)

nanin dijo...

Gracias, Ane, y un abrazote extenso y mullido como el musgo de las grandes hayas. Nanín

Ane dijo...

Pues mira tú que me está sentando pero que muy bien el abrazo por lo extenso y por lo mullido y porque es tuyo. Blandita y sensiblona como soy en el fondo aunque intente aguantar el tipo, lo apunto en mi "haber" y en tu "debe".